En Colombia - Dante Franch
 
El Mensaje Secreto de Fátima

Extraído del libro de Dante Franch
"LA EVACUACIÓN MUNDIAL Y LOS CAMBIOS PLANETARIOS "
Colección "Encuentros Cósmicos" Edición Año 2000

La Virgen en Fátima

Las profecías de la Virgen  respecto a los cambios planetarios, así cómo la canalización en todo el  mundo de decenas de miles de mensajes Marianos, son un claro exponente  de las señales que habría antes de los cambios planetarios. El  movimiento Sacerdota  l mariano, trasmite al mundo esos mensajes. Una de las apariciones mas  impresionantes y que además todavía guarda uno de los mensajes al  mundo, es la aparición de Fátima, de la cual voy a ampliar para que  podamos analizar el contexto que rodeó el mensaje en su momento y como  explicaré en un capítulo mas adelante, también puede darnos señales de  los tiempos futuros.

La virgen  se aparece en Fátima (Portugal) en 1917 desde mayo a octubre, el mundo  estaba envuelto en las llamas de la 1ª guerra mundial, nadie hablaba  todavía del peligro que cernía a Europa con el llamado Comunismo,  porque esta revolución no tendrá lugar sino después de la aparición  (que sucedió precisamente en octubre de ese mismo año). Sin embargo la  Virgen dijo que "la guerra (entre 1914 y 1918) está para concluirse,  pero si los hombres no cesan de ofender al Señor, comenzará otra guerra  y peor". La v  irgen dio como señal una luz que aparecería en el cielo, y  efectivamente esto ocurrió para asombro de los mismos científicos, ya  que el cielo se iluminó con una luz boreal la noche del 26 de enero de  1938 y con esta señal se inició allí la 2ª guerra mundial. 25 al  comienza en 1939 hasta 1945, dando un terrorífico saldo de 60 mi  llones de muertos.

La  virgen, a esto añadió: 'Para impedir esto vengo a pedir la consagración  del mundo a mi corazón inmaculado y la comunión reparadora de los  primeros sábados del mes, si mis ruegos son atendidos, la Rusia se  convertirá y en el mundo habrá paz, si no, la Rusia difundirá sus  errores en el mundo entero, provocando guerras y persecución contra la  Iglesia, muchos buenos serán martirizados, el Santo Padre sufrirá,  muchas naciones será aniquiladas, pero finalmente triunfará mi corazón  inmaculado. La consagraci  ón al corazón inmaculado se hará, la Rusia se habrá de convertir y el  tiempo de paz será dado al mundo'." Este mensaje es transmitido el 13  de julio de 1919. La virgen pidió mucha penitencia y oración, que  cambiasen de vida los hombres y que no ofendiesen con el pecado a  nuestro Señor, además pide que se rece el Rosario diariamente. La niña  Jacinta de Fátim  a en su lecho de muerte repitió: "Si los hombres se arrepienten, el  Señor les perdonará, pero si no mudan de vida, vendrá al mundo el  castigo más terrible que se halla conocido". También Sor Lucía, la  única sobreviviente de los tres videntes de Fátima -ac  tualmente monja carmelita en España- ha declarado: "Si el mundo no se  convierte, todas las naciones conocerán el castigo".

También el  padre Agustín Fuentes, postulador de la causa de beatificación de  Francisco y Jacinta (los otros dos niños videntes de Fátima) recibió  una declaración de Sor Lucía en 1961: "Creedme padre, el Señor  castigará al mundo muy pronto. El castigo es inminente, la señora me ha  dicho que los otros medios -el santo Rosario y la consagración al  inmaculado corazón de María- son despreciados por los hombres. Ella  angustiada nos da el ancla de escape a los tiempos que se avecinan, y  es a través de ella misma (de María y la oración)".

Aquí está el 3º mensaje secreto  de Fátima que no fue dado al mundo, pero no por el simple hecho de no  dar a conocerlo o mantenerlo oculto. En realidad es por lo que este  mensaje dice de la Iglesia, no lo que dice de lo que va a pasar, ya que  eso lo sabem  os todos. El problema seguramente radicó que desde 1917 la virgen  anuncia quizás que una Iglesia no tan santa estaría edificada en los  tiempos del gran cambio. Entonces encontramos algunos aspectos  interesantes relacionados a este mensaje que María da a la humanidad,  un mensaje que al día de hoy es más vigente que nunca. Al momento de  recibir el mensaje, los pastorcitos tenían 10, 9 y 7 años  respectivamente (Lu  cía, Francisco y Jacinta). Lucía era la mayor en ese tiempo y es la  única que actualmente vive. Hubo referencias de los papas sobre este  mensaje, como la de Paulo VI al visitar Fátima se refirió a él  diciendo: "La paz se ve a amenazada en forma grave con previsiones de  acontecimientos terribles que pueden resultar catastróficos para las  naciones en  teras y quizás para gran parte de la humanidad".

También el papa Juan Pablo II se  refirió a este mensaje durante uno de sus viajes a Alemania llevado a  cabo entre el 15 y 19 de noviembre de 1980 en donde en un restringido  grupo de personas se le pregunta:

Preg.: ¿Qué sucede con el secreto de Fátima?. Debería haberse hecho público ya en 1960.
Resp. (Respuesta del Santo Padre): Por su contenido impresionante y  para no estimular la fuerza mundial del Comunismo a ciertas  injerencias, mis predecesores prefirieron una relación diplomática (del  secreto). Además, debería bastar a todo cristiano el saber lo  siguiente: Cuando se lee (en lo secreto) que océanos inundarán  continentes enteros, que los hombres se verán privados de la vida  repentinamente, en minutos y estos por millones... . Si se sabe esto,  no es oportuno en verdad pretender la publicación de este Secreto.  Muchos quisieran saber sólo por casualidad y sensacionalismo, pero  olvidan que el saber lleva consigo también la responsabilidad, más  ellos pretenden solamente satisfacer su curiosidad. Esto es peligroso  cuando, simultáneamente, no se quiere hacer nada, diciendo que: "Ya no  sirve para nada". El Papa entonces apretó el Rosario y dijo:
¡Esta es la medicina contra el mal!. Rezad, rezad y no preguntéis más. Todo lo demás encomendádselo a la Virgen.

Preg.: ¿Cómo irán las cosas en la Iglesia?.
Resp. (Respuesta del Santo Padre): Tenemos que estar muy dispuestos a  próximas y grandes pruebas, que podrán requerir incluso el sacrificio  de nuestra vida y nuestra entrega total a Cristo y por Cristo. Las  pruebas podrán ser disminuidas con la Oración nuestra y vuestra, pero  no pueden ser ya evitadas, porque una verdadera renovación de la  Iglesia sólo podrá realizarse de ésta manera... . Como tantas veces ya  renació de la sangre. Tampoco será diferente esta vez. Seamos fuertes y  preparémonos, confiando en Cristo y en su Madre. Recemos mucho y con  frecuencia el Santo Rosario.

Ya se conoce el texto del famoso  tercer secreto. Pero antes de presentárselo, queremos señalar, para la  meditación de los lectores, lo que se consideran las dos más grandes  victorias de Satanás:

1º) Haber convencido al mundo de que él no existe.   O sea que el mundo está convencido que el mal a escala jerárquica no existe.
2º) Haber hecho creer a muchos que el Secreto de Fátima ha sido inspirado por él.

Actualmente sor Lucía vive y a  sor Lucía le dijo la Virgen que viviría para ver cumplidas sus  profecías. O sea que sí se cumple la profecía, al menos hasta el hecho  de que sor Lucía vive con más de noventa años tal como le predijo la  Virgen María que ha insistido en que este 3º y último mensaje debería  ser dado al mundo en una forma plena, abierta y total.

Texto del 3º Mensaje de Fátima

Este es el texto del tercer  mensaje que la Virgen en Fátima, en 1917 da al mundo y quizás hoy más  que nunca sea más vigente que nunca este mensaje del cielo a la Tierra,  que dice:

"No temas, querida pequeña, soy La Madre de Dios que te habla y te pide  hacer público el presente Mensaje para el mundo entero. Al hacerlo,  encontrarás fuertes resistencias. Escucha y presta atención a lo que te  digo: Los hombres deben enmendarse. Con hu  mildes súplicas deben pedir perdón por los pecados cometidos y de los  que pudieran cometer. Deseabas que yo te dé un signo, para que cada uno  acepte las palabras que digo por medio de ti al género humano. Has  visto el prodigio del sol y todos, creyentes, incrédulos, campesinos,  ciudadanos, sabios, periodistas, laicos, sacerdotes, todos lo han  visto.

Y  ahora, proclama en mi nombre: un gran castigo caerá sobre todo el  género humano, no hoy ni mañana, mas sí en la 2ª mitad de este siglo  XX, se lo había revelado ya a los niños Melania y Máximo en La Salette  y hoy te lo repito a ti, porque el género huma  no ha pecado y pisoteado el Don que se le había dado, en ninguna parte  del mundo hay orden y Satanás reina en los más altos puestos  determinando el desarrollo de los acontecimientos, y conseguirá  efectivamente introducirse en la cumbre de la Iglesia, dond  e conseguirá seducir el espíritu de los grandes científicos que  inventan las armas con las cuales será posible destruir, en pocos  minutos, gran parte de la humanidad. Tendrá autoridad sobre los  poderosos que gobiernan los pueblos, y los instigará a fabric  ar enormes cantidades de armas, y si la humanidad no sabe oponerse a  ello, estaré obligada a dejar libre el Brazo de mi Hijo.

Entonces, verás como Dios castigará a toda la humanidad, peor que  cuando el diluvio. Vendrá el tiempo de los tiempos, y el fin de todos  los fines. Si la humanidad no se convierte, y si todo sigue como hasta  ahora -o aún peor, se agrava- los grandes y pod  erosos perecerán junto a los pequeños y débiles; también a la Iglesia  le vendrá el tiempo de sus más grandes pruebas: cardenales se opondrán  a cardenales, obispos a obispos; Satanás andará en medio de sus filas,  y en Roma habrá cambios: aquello que esté p  odrido, caerá, y lo que caiga no se levantará más. La Iglesia estará  ofuscada y el mundo descompuesto de terror. Tiempo vendrá en que ningún  rey, emperador, cardenal u obispo espere a Aquel que, sin embargo,  vendrá a castigar según los designios de mi Pad  re, una gran guerra se desencadenará en la 2ª mitad del siglo XX.

Fuego y humo caerá del cielo, las aguas de los océanos se convertirán  en vapor, su espuma se alzará transformando y sumergiéndolo todo,  millones y millones de hombres perecerán de hora en hora, y aquellos  que queden con vida envidiarán a los muertos; sob  re cualquier parte donde se vuelva la vista habrá angustia, miseria y  ruina en todos los países ¿Ves?.

El tiempo se acerca cada vez más, y el abismo se ensancha sin  esperanza. Los buenos perecerán junto a los malos, los grandes con los  pequeños, los Príncipes de la Iglesia con sus fieles y los reyes con  sus pueblos. Habrá muerte por todas partes a causa d  e los errores cometidos por los insensatos y por los partidarios de  Satanás, el cual entonces -y solamente entonces- reinará sobre el  mundo; por último, cuando los que hayan sobrevivido a todo lo sucedido  estén aún con vida, proclamarán nuevamente a Dios y su Gloria, y le  servirán como en un tiempo, cuando el mundo no estaba así de  pervertido. Ve pequeña mía, y proclámalo, yo a tal fin estaré siempre a  tu lado para ayudarte".

Este es el profundo y duro texto del 3º mensaje dado por la Virgen  María en su aparición en Fátima, que fuera dado a Sor Lucía, quien  todavía vive, y según la predicción de María ella (Sor Lucía) estaría  presente para observar y confirmar que todo esto s  e cumplirá. Un mensaje durísimo que está dado al mundo, un mundo que  incrementa su maldad, tal como la Virgen lo profetizó. Un mundo en  donde los científicos inventan armas cada vez más poderosas y más  poderosas, capaces de destruir a millones de seres hu  manos minuto a minuto. Un mundo en donde aún la corrupción se ha metido  en las filas de la Iglesia, "donde habrá cambios"... textuales palabras del tercer mensaje de la Virgen María en Fátima.

Un mensaje que según testimonios  de papas y obispos no es dado a conocer al mundo por lo que dice, es  decir las guerras, catástrofes (n. del r.: catastro = registro).  Personalmente no creo que este mensaje no se ha dado a conocer al mundo  por lo que esta  s personas dicen, sino por lo que el mensaje dice de la Iglesia, en  donde habrá gran corrupción, donde Satanás -en parte- marchará también  en sus filas. Allí creo que está el problema: en lo que dice de la  Iglesia, no de lo que dice del mundo y de las gue  rras.

Pero ya el Papa Juan Pablo II,  el 26 de julio de 1987 habla sobre Fátima y dice que: "Las apariciones  de María Santísima en Fátima comprobadas por signos extraordinarios en  1917 forman un punto de referencia y de irradiación para nuestro siglo.  María nue  stra madre celestial vino para sacudir las conciencias, vino a  socorrernos porque muchos -por desgracia- no quieren acoger la  invitación del Hijo de Dios para volver a la casa del Padre.

Escuchemos la voz de la Madre  del Cielo, que la escuche toda la Iglesia, que la escuche toda la  humanidad entera. Del odio del envilecimiento de la guerra líbranos,  líbranos de la tentativa de ahogar en los corazones humanos la misma  verdad de Dios y de la facilidad de pisotear los mandamientos; que se  manifieste una vez más el infinito poder del Amor misericordioso; que  en tu corazón inmaculado se revele a todos la luz de la esperanza".

Estas expresiones no son sólo  buenos deseos, sino que nos debe hacer pensar mas profundamente en  nuestros semejantes. Mientras leemos este libro confortablemente en  esta misma ciudad, miles de seres humanos con los mismos derechos ante  Dios, se encuentra  n en las calles, padeciendo frío, hambre, golpes, enfermedades, estar  tirados por las calles por no tener si quiera un pedazo de pan. Por eso  ante esa Iglesia que la misma Virgen profetiza que Satanás entrará en  sus filas, esto no implica - y hay que ser muy claro en esto - que  invada todas sus filas, porque esa misma Iglesia que puede tener  corrupción como en todo ámbito de la vida, es la que recoge a esas  personas que estan en las calles desamparadas, muchos sacerdotes de esa  misma Iglesia Católica, le dan de comer a los menesterosos, a los  desamparados, a los pobres, son los que recogen decenas de miles de  niños de la calle y le tr  atan de dar un futuro, son las que alojan a las mujeres que a veces son  señalizadas por ser madres solteras, le dan hogares, son las que tienen  hospicios para los minusválidos.

Esa misma Iglesia tiene también  el cuerpo de Cristo verdadero en sus filas, por eso prevalecerá contra  el mal del mundo y aún contra los partidarios de Satanás que se metan  en sus filas porque esos partidarios del mal simbolizados a través de  la expresió  n Satanás- también están en las filas políticas, militares y en la  sociedad misma donde prevalece la violencia. Hay seres humanos que  odian y son capaces de cualquier cosa, hay padres que han matado a  todos sus hijos y/o sus esposas, masacrándolas... Hay padres o madres  que han enviado a sus hijos o hijas a la prostitución ¿acaso no es ese  también el cuerpo de Satanás? El mundo en sí tiene ambas dualidades,  por un lado está la luz, el bien y el Amor a través del Cristo en todas  sus vertientes, en todas su  s corrientes filosóficas y espirituales en todas sus Iglesias  conformadas, y por otro lado está el destructor, el maligno que está  también metido en nuestra conciencia, en nuestro ser interior.

Esa lucha del bien y del mal no  está solamente afuera, no miremos para arriba o para los costados:  "Como es arriba es abajo" y el mal está interiormente enquistado en el  ser humano, la lucha entre el bien y el mal es permanente en nosotros a  través de nu  estros actos, de nuestros pensamientos, nuestras obras, nuestras  palabras, nuestra conciencia y nuestra supraconciencia. También la  lucha del bien y del mal está a escala espiritual en nuestro interior  ante la sumatoria biológica, genética y espiritual de servidores del  bien y servidores del mal que en nuestro interior pugnan por  prevalecer. Están también en la sociedad que nos rodea, en el mundo y  es allí donde tenemos la posibilidad de elegir: somos también nosotros  mismos hacedores de nuestro destino p  orque sobre ese pensamiento que María nos antecede en Fátima diciendo  si habrá seres humanos en la Tierra que pensarán que "El que tiene que  venir no viene", eso quiere decir que habrá muchos que dirán: "Jesús ya  no vuelve, ya partió, está en la morada de  l Padre y el que llega al Padre nunca regresa".

Entonces no lo esperarán, es  verdad esto ya que Jesús nos alertó sobre si; "¿habrá alguien esperando  al Hijo del Hombre cuando éste regrese?" y es en este punto donde  ustedes tienen la capacidad de discernir por el Sí o por el No. ¿Quién  va a decidir? ¿S  us vecinos, sus amigos, su familia? Que a veces tratan de evitar que  ustedes crezcan espiritualmente?. ¿Quién es el que tiene que crecer  interiormente, sino ustedes mismos?. ¿Quién más?. Por eso busquemos en  nuestro interior esa chispa divina de Dios que mora en cada uno de  nosotros, porque esa es la base verdadero de todo bien y de toda  virtud. Si encontramos esa chispa divina, por más pequeñita que sea y  le damos más fuerza, más leña a través de la oración, vamos a ver cómo  esa chispa comienza a encende  rse.

Es fácil para muchos grupos  metafísicos incrementar el ego solamente a través del YO superfluo, del  yo egoico: "yo puedo, yo soy esto, soy aquello, ¡soy Dios! ¡somos  dioses!" Pues no señores, no somos dioses, ni siquiera principiantes de  dioses. Somos si  mples criaturas pequeñas y finitas, con una conciencia que solamente  nos permite -por ahora- ver lo cercano. Aquellos primeros hijos de Adán  podían ver más allá de las montañas, de los valles, tenían la capacidad  y la visión, pero no el poder de discernir entre el bien y el mal.

Hoy tratemos de discernir entre  el bien y el mal. Tratemos de darle fuerza a esa chispa interior, a  través de la oración, del ayuno, de la reflexión espiritual, tratemos  que minuto a minuto esa conciencia superior se enaltezca a través de  los buenos pens  amientos y las buenas obras y acciones. Entonces sí, la conciencia  superior del ser humano estará más despierta, velando para que cuando  El Señor venga estemos esperándolo.



Copyright © 2007 - 2011 DanteFranch.com.ar