Telepatía y Contacto Extraterrestre

Extraído del libro de Dante Franch
"TELEPATÍA CÓSMICA Y CONTACTO"
Colección "Encuentros Cósmicos"

Contacto Adimensional

Ciencia de la Telepatía

La telepatía o comunicación a distancia de cualquier tipo de impresiones entre dos o más seres sin intervención de los sentidos habituales, constituye un fenómeno comprobado por la ciencia contemporánea, que comienza a disipar las suspicacias y prevenciones de antaño. Einstein llego a pronosticar que algún se acabaría descubriendo la existencia de un nexo entre el mundo de las ideas y el de los fenómenos. Pues bien, ese día ha llegado ya.

Según la definición que en 1882 hizo F.W.H.MYERS, telepatía es la comunicación a distancia de cualquier tipo de impresiones entre dos espíritus como mínimo, sin intervención de los sentidos."
Pero lo mismo da si las cabezas se sitúan juntas o en puntos opuestos del planeta, siempre que el pensamiento de una fase a la otra cumpliendo dos condiciones básicas:
1) Enviar sólo con la mente.
2) Captar solo con la mente.

¿Pero hemos de entender en esta definición sólo las inteligencias humanas? Recuérdese que gran número de ineptos se sirven de la telepatía para comunicarse o para protegerse. Así, la mosca, por ejemplo, que volverá con insistencia a molestar a quien manotee para asustarla, hasta que este piense seriamente en levantarse a ir por el insecticida. Entonces la mosca se alejará.
También Descartes (1595-1650) intentó describir el don telepático en sus Principios de Filosofía, formulando una teoría sobre la mecánica del fenómeno. " Las partículas de la materia sutil, al dar con una materia apta para recibir su acción, causan efectos sumamente raros y maravillosos como conmover la imaginación de los que duermen, y también de los que están despiertos, insuflándoles unos pensamientos que les advierten de las cosas que ocurren lejos de ellos, pudiendo hasta hacerles sentir las alegrías o las congojas de un amigo."

Telepatía y Prehistoria

Recordemos también el conocido discurso de Jean Cocteau en la Universidad de Oxford, en el refirió que su amigo y catedrático de parapsicología, Pobers, fue a las Antillas a estudiar la aún viva práctica de la telepatía, tan útil a las campesinos de la área, y observó que una nativa se situaba debajo de un árbol para dirigir al esposo o al hijo un mensaje telepático. Pobers, al verla, le preguntó por que lo hacía, y ella le respondió: "Porque soy pobre. Si fuese rica tendría teléfono".
En realidad, se trataría de una practica rudimentaria en comparación con el avance que en el campo de la telepatía logró el hombre prehistórico, del cual son evidencia las pinturas rupestres, primeras manifestaciones artísticas de la humanidad. Ningún artista trabaja para esconder su obra y aquellos hombres la plasmaron en la oscuridad de cuevas como las de Altamira, de Tito Bustillo, de la Araña y de tantas otras, a la manera en que hoy se emplean las cabinas telefónicas ya que, como se ha establecido en los laboratorios, la mete proyecta con mucha mayor efectividad imágenes que palabras, máxime si el emisor se concentra, en ellas todo lo que implica pintarlas con esmero. Así informaban a sus clanes sobre la caza y las circunstancias que hallarían en su zona, o bien localizaban a las presas, o las atraían telepáticamente, posibilidades que en la actualidad se estudian para (Además del control militar) controlar la acción de perros, delfines y otras especies, en territorio y aguas enemigas.

Telepatía y Parapsicología

La Telepatía entró en el ámbito científico en 1932, en la Universidad de Duke, Carolina de Norte, EEUU de la mano del profesor adjunto de sicología, J.B.RHINE, que años más tarde sería nombrado titular del primer laboratorio de Parapsicología.
Aquella ocasión fue muy distinta a la 1886, cuando el doctor WILLAM BARRET presentó sus trabajos sobre telepatía en la Asociación Británica para el Avance de las Ciencias y fue públicamente humillado. Pero la Historia de la Ciencia está repleta de comienzos tormentosos, como los que recibió Freud, por ejemplo.
RHINE se inició en al Telepatía experimentando con las famosas cartas de Xener, serie de veinticinco con cinco de cada figura: las ondas, el círculo, la estrella, el cuadrado y la cruz. El "emisor" del mensaje telepático, oculto tras la cortina, sacaba y veía las cartas, concentrando su mente en cada una, mientras el "receptor" se esforzaba por captar el pensamiento del otro y establecer el signo de cada una. Todas las respuestas se registraban y luego se evaluaban los resultados. El método era tan escrupuloso, que RINE y su equipo implantaron en Occidente los más fiables medios de experimentación.
Ante tal apertura de criterio y tales éxitos, varias instituciones de prestigio decidieron participar. Las primeras fueron la Real Sociedad de Medicina de Inglaterra y la Asociación Americana de Filosofía, que organizaron una serie de estudios, conferencias, y coloquios sobre parapsicología que atrajeron a otras, como las fundaciones Rockefeller, Fulbright y Ciba.

Cartas Xener

Las probabilidades de acertar con las cartas Xener, son de una sobre cinco; es decir veinte aciertos por cada cien intentos. Los aciertos logrados por encima del nivel del azar fueron abrumadores. Incluso en el aspecto menos logrado de la experimentación de laboratorio, que es el de la alucinación telepática asociada a un acontecimiento excepcional e impresionante, la proporción de experimentos es muy elevada, situándose por encima del nivel que podría atribuirse al azar; uno por 9000 cuando en realidad se fijó uno por 43.
El fenómeno era pues, real y auténtico. En 1959, la Asociación Americana para el desarrollo de la ciencia acogió a la Asociación de Parapsicología. Poco tiempo después, recibiría el estudio de la telepatía el respaldo testimonial de un considerable número de médicos físicos galardonados con el Premio Nobel.
Pero fue en Leningrado donde se dio mayor importancia a todos los fenómenos de percepción extrasensorial. Desde 1916, el prestigioso BECHTEREV, agregado de PAVLOV, inició una metódica experimentación para desentrañar las posibilidades de la por él llamada " Radiobiología", relacionándolas y clasificándolas conforme a fechas de nacimiento en un estudio zodiacal equiparable al que intentara YUNG. Por cierto, fueron los soviéticos los primeros en dotar a su Universidad de un laboratorio de investigaciones parapsicológicas.

Desde las instalaciones de la nasa, en Florida, cuatro destacados telépatas mantuvieron comunicaciones no convencionales con el astronauta Mitchell, conforma a la misión espacial Apolo XIV.
La telepatía científica emplea fuentes corporales y extracorporales de energía, avanzando sobre las huellas de los antiguos magos, de los antiguos manipuladores del aura universal.
La relación telepática se acrecienta durante los plenilunios, mientras que una atmósfera lluviosa, con mucha electrostática y truenos, quiebra la comunicación.

Telepatía Submarina y Espacial

El 25 de Julio de 1959, el Pentágono añadió un nuevo tripulante al submarino atómico NAUTILIUS, con la misión de entregar diariamente al capitán Anderson una hoja con anotaciones sobre la serie de cartas que desde Friendship, Maryland, un agente telepático, le señalaba mentalmente.
El sesenta por ciento de aciertos logrados con el experimentos demostró que era posible aspirar a los asombrosos resultados que obtenían los soviéticos en sus transmisores de alcance internacional.
Esto determinó que el astronauta Mitchell tuviera que realizar, como parte de su misión en el Apolo XIV, pruebas con las cartas que perfeccionara Rhine, teniendo al "otro lado" a cuatro destacados telépatas que actuaban desde las instalaciones de la Nasa en Florida. De acuerdo con lo que posteriormente le fue informado al propio capitán Mitchell por los encargados de evaluar los test, los resultados rebasaban las expectativas originales, pues demostraban que los cambios atmosféricos y espaciales no interrumpían esta posibilidad de la mente. Se sabe también que estaban muy interesados en probar una clave comparable a la Morse, pero con base en las cartas.

Telepatía Militar

En 1963 LEONIDAD VASSILIEV , heredero intelectual de Bechterev y catedrático de fisiología de la Universidad de Leningrado, publicó sus trascendentales trabajos sobre telehipnósis, estableciendo las técnicas para hipnotizar y hacerse obedecer mentalmente por personas localizadas a miles de kilómetros. La experimentación en este campo cobró tal importancia, que uno de los funcionarios de primer orden de la NASA, el profesor EUGENE KONECCI, afirmó en 1977 que en el programa espacial soviético se estaba dando prioridad a la " naturaleza y la esencia de ciertos fenómenos de comunicación electromagnética" , denominación, por cierto, que unida a la de " radiobiología" del profesor Bchterev, constituye el reconocimiento más autorizado de que la telepatía emplea fuentes corporales y extracorporales de energía, y de que los investigadores avanzan sobre la huella de los antiguos magos, manipuladores del aura universal.

Avanzamos hacia el pasado, en busca de las cuerdas perdidas que nos faltan y dejan huecos inquietantes en la red del saber humano. recordamos las leyendas, ya no como producto de la fantasía, sino como mensajes crípticos indeleblemente registrados en la memoria histórica, como la que señala que los dioses y los hijos mortales que nacían de sus ocasionales uniones con las mujeres, poseían el don de leer la mente. También lo tuvieron numerosos sacerdotes, pitonisas y gran número de los augures que vivieron tiempo después dedicados al culto de las divinidades, o a la práctica de diversas formas de la adivinación.

Tanto fue así que en Grecia, cinco siglos antes de CRISTO, el filósofo DEMOCRITO se aplicó a estudiarla para desentrañar el secreto de su funcionamiento, formulando sus famosas teorías corpuscular y ondulatoria.
También las ondas mentales son herméticamente señaladas con las líneas arquetípicas del signo de ACUARIO, cuyas aguas son las que un día bañaron las cabezas de toda la Humanidad para conferirle la inmortalidad, según las leyendas y la Hermética, robada para ella por un titán o dios. Pero, anticipemos, por ahora que la telepatía es un hecho relacionado con el agua y la parte alta de la cabeza.

Percepción y Misterio

Todos los estudios realizados al respecto indican que el centro de la función telepática se halla en la parte más elevada del cráneo. Este hecho se hizo particularmente evidente durante los experimentos que implican hacer cambiar de habitación constantemente tanto a los agentes como a los perceptores. Así, se observó que las transmisiones reflejaban mayor fidelidad cuando el agente (proyector del pensamiento) se hallaba en una habitación por encima del sujeto receptor del pensamiento).

Lo mismo se lograba cuando se situaba a los dos telépatas en el mismo piso -aunque en habitaciones distintas-, pero haciendo que el sujeto se tendiera en un diván , con la cabeza orientada hacia la habitación desde la cual, el agente le enviaba el mensaje.
Esto vino a poner nuevamente en evidencia- después de milenios- el hecho de que muchas de las transmisiones espontáneas las capten los destinatarios cuando se hallan acostados, llegándoles el mensaje telepático, incluso con mayor vividés o realismo, durante el sueño mismo.

Pero es también la razón de ser del diván de los psiquiatras, que deben gran número de sus logros en el campo del psicoanálisis a un inadvertido proceso telepático, pues, yaciendo con la cabeza a un nivel más bajo, el paciente resulta más "aprehensible", para el psiquiatra, a la vez que se vuelve más receptivo.

Razones Herméticas

Son muchos los antecedentes que el fenómeno de la "cabeza baja" tiene en la antigüedad. Entre las numerosas costumbres cuya raíz de ha olvidado, aunque sobreviva el gesto, está la de inclinarse ante personas dignas de particular respeto.
Es obvio que si careciera de significado trascendente, la costumbre de la reverencia habría acabado perdiéndose. Pero aún no se ha borrado de las normas sociales el gesto que desde la prehistoria hace al Hombre inclinar la cabeza, e incluso bajarla al máximo doblando la espalda y hasta poniéndose de rodillas. Particularmente al dirigirse a la divinidad.

¿Cuál es el propósito?

Sin duda, el de asumir la postura más favorable para recibir la emisión telepática de la divinidad o del la personalidad real, sometiendo así la totalidad del propio ser- el cerebro, la mente- al mandarle e incluso, al uso de esa potencia superior.

En otras palabras, puede decirse que la cabeza situada en nivel más bajo, y orientada hacia el emisor, es la "postura antena" más adecuada para una persona reciba el pensamiento de otra. Pero también es la indicada para abrir la mente y potenciar la oración que se dirige a la dimensión espiritual.

Por tanto, el acto de inclinarse, el gesto de la reverencia, así como el de quitarse el sombrero, implican disposición para recibir el mensaje telepático de otra persona.

También se descubrió que el cabello, por sus propiedades eléctricas, interferiría el envío del mensaje piadoso ( la oración) y la recepción de los mensajes celestiales, o de las ideas puras que en plácida corriente se deslizan entre mujeres y hombres, razón por la cual, los monjes y sacerdotes mantienen su cabeza al rape desde la Antigüedad. Posteriormente el credo de Roma limitó el afeitado a un reducido círculo alto del cráneo o coronilla ( tonsura) aunque por ser escaso el número de sus iniciados, pronto se creyó que se trataba de un acto de humildad y fue limitado a los novicios. Por el contrario, debido a razones de polaridad, los judíos, los hindúes y algunas ramas de la cristiandad, se dejan crecer la barba.

La costumbre que obligaba a las mujeres a permanecer cubiertas en el tembló provenía de seso mismos y antiquísimos principios mágicos- religiosos, anteriores incluso a los ritos mesopotámicos, que enfatizaban la necesidad de tomar medidas para que las ideas brotadas del cerebro de las mujeres no se confundieran con las de los hombres, ni cayeran en "cráneo impuro- los efluvio a venidos del cielo por hallarse algunas en trance menstrual, estado que obstaculiza todo lo espiritual y mucho de lo áurico que requiera la oración.

Fenómenos Atmosféricos y Telepatía

Los requerimientos y ceremoniales no suelen ser producto del capricho. En la actualidad, por ejemplo, medios investigadores reconocen que los brujos tenían razón al practicar algunas de sus artes a media noche, pues estas horas y condiciones aumentan las posibilidades telepáticas, que se incrementan en las noches de luna llena.

Las brujas de todo el mundo coinciden en afirmar que los plenilunios son ideales para que los amantes que se han roto vuelvan a pensar el uno en el otro con pasión. Y si en el propósito telepático uno desea que vuelva la otra persona y se apoya contra la frente que haya estado en largo y directo contacto con el otro, a la vez que se concentra en la emisión del mensaje, conseguirá el efecto deseado por el aumento de la potencia de la emisión en oportunidad propicia.

Esto, parece simple fórmula de hechicera ha demostrado su autenticidad en los laboratorios universitarios, sin que, por supuesto, sea necesario el sentimiento amoroso. Basta con el intercambio de prendas entre el sujeto y el agente.

Por el contrario, una atmósfera lluviosa, máxima si hay truenos, estropeará cualquier sesión telepática. Hoy en día este conocimiento determina que los telépatas soviéticos y norteamericanos aguarden los plenilunios con entusiasmo medieval.
Incluso hacen cosas todavía más extrañas, como probar esos juegos de niños campesinos que cruzan los dedos miran fijamente a un perro que se propone defecar para impedirselo, o el caso de los jóvenes maliciosos que se toman de las manos bajo la ventana de unos recién casados, para nulificar la potencia del novio, experimentos ambos también fácilmente comprobables para los aficionados.

Rapport

Apenas a comenzado a estudiarse la complejidad de la llamada "pareja telepática" por la que dos personas, generalmente un matrimonio, pueden construir un “fondo mental común” que se interrelaciona en silencio.

La unión entre los fenómenos corporales y extracorporales por medio de una energía que apenas empieza a ser estudiada, da lugar a lo que llamamos , que es la fusión mental de dos personas que llegan a construir algo semejante a un , compartiendo pensamientos y empezando simultáneamente infinidad de frases, fenómeno frecuente entre matrimonios.
Este hecho provocará que cuando uno de ellos provocará que cuando uno de ellos tenga una aventura extra conyugal, o un secreto de importancia, el otro termina percibiendo, por decirlo de algún modo, que . ¿En que lo nota?. Es muy fácil. En la interrupción de la línea telepática; es decir, el portador del secreto cierra su mente para impedir que el otro pueda .

Prosiguiendo con esta realidad, los rusos consideran que han logrado un dúo telepático cuando agente y sujeto se han puesto de en , es decir, cuando se ha establecido entre ellos un grado superior de armonía en muchos aspectos, por lo que ya se corresponden mentalmente y hay una e involuntaria de intercambio de pensamientos.

Uno de los fenómenos que indican que el se ha consumado es la sincronización de los corazones del dúo telepático, como si sus sístoles y sus diástoles correspondiera a una sola persona. De ahí en adelante, según se ha registrado en las investigaciones, cuando uno de los miembros del dúo experimente una viva emoción, el otro la percibirá al instante, constatándose una arritmia simultánea, algo así como una aceleración paralela del pulso, volviendo luego a ponerse sus corazones en perfecta sincronía. Se han registrado asimismo cambios simultáneos en la frecuencia y el aspecto de la curva que señala el instante en que se da el "contacto biológico" causante del fenómeno telepático, creándose una especie de "cuerda de unión y resonancia".

También es un hecho que numerosos telépatas perciben los pensamientos con forma y movimiento. El Dr Ochocowitz, ex catedrático de la Universidad de Lemberg, sostiene que los pensamientos componen parte de la fenomenología material y están repletos de virtualidades psíquicas.
Más aún, en uno de sus trabajos, Annie Besant y C.W.Leadbeater asentaron que "todo pensamiento origina vibraciones capaces de actuar sobre la materia del cuerpo mental".
El físico inglés Whately Carrington, sostiene que el pensamiento posee estructura molecular y que está formado por psicones que, a la manera de los átomos, se asociarían entre sí, no sólo dentro del psiquismo que los emite, sino con psiquismos muy diversos y distantes de su punto de partida, creándose así una verdadera atmósfera de tránsito para las ideas.

A su vez, Einstein pronosticó que acabaría por descubrirse la existencia de un nexo entre el mudo de las ideas y el de los fenómenos. Pues bien, ya ha sucedido y es un enorme y transitado puente del que aún tendría mucho que decir.


Auspiciantes
Estudio Jurídico Barraza
Auspiciantes
Auspiciantes
Meditación Crística Solar Descargar audio Pedido de Luz

eMail: dantefranch@hotmail.com
Facebook: Encuentro Cósmico
Twitter: @dantefranch
iVoox: Audios de Programas y Especiales

Copyright © 2017 por Dante Franch - Todos los derechos reservados