Fátima y la Consagración de Rusia

El presidente Bush, (America), se prepara para atacar a Irak, (Korea del Norte también está en la mira), se oye y se lee en las noticias.  La TERCERA GUERRA MUNDIAL (segundo acto), continúa. Es una locura. Ayuden a difundir este correo, es de vital importacia.

12 PREGUNTAS sobre la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María.
(Un tema fundamental para enfocar la situación mundial)

1) ¿Qué es una "Consagración"?
Es una ceremonia por la cual una persona, o grupo de personas, o cosas  son designadas aparte y dedicadas al servicio de Dios u otro propósito sagrado.

2) ¿Qué significa "la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María"?
El 13 de julio de 1917 Nuestra Señora dijo a Sor Lucía en Fátima: "Dios va a castigar al mundo por sus crímenes,  por medio de la guerra, el  hambre,  y persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirlo vendré a pedir la Consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón... Al final mi Corazón Inmaculado triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia que se convertirá y será concedido al mundo algún tiempo de paz."

(El pedido de  Nuestra Señora es muy sencillo: "Rusia , la causa de tanta maldad en el Siglo veinte,  debe ser puesta aparte y hecha sagrada por su consagración a la Madre de Dios.")

3) ¿Por qué es necesario consagrar Rusia en particular?
Porque es la voluntad de Dios.  Porque como Nuestra Señora dijo a Sor Lucía: "Rusia será el instrumento escogido por el Cielo para  castigar al mundo entero...",  si de antemano no obtenemos la conversión de esa pobre nación.   Sor Lucía lo dió a conocer en sus memorias y cartas publicadas.      Nuestro Señor mismo, le confió que Rusia no se convertiría a menos que la Consagración fuera hecha: "Porque quiero que toda mi Iglesia reconozca esa consagración como un triunfo del Inmaculado Corazón de María, para después extender su culto y poner, al lado de la devoción de Mi Corazón Divino, la devoción a este Corazón Inmaculado."

(Sor Lucía ha explicado que como Rusia es un territorio bien definido, su conversión después de la Consagración al Corazón Inmaculado de María, será una prueba innegable de que la conversión es el resultado de la Consagración y nada más.  El establecer en el mundo, de este modo, la devoción al Corazón Inmaculado será confirmada por Dios Mismo en la manera más dramática)

4) ¿Y si la Consagración de Rusia no se hace?
Nuestra Señora dijo que si la Consagración no es hecha como Ella pidió, entonces: "Rusia esparcirá sus errores por el mundo  promoviendo guerras y persecuciones contra la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas."

(De la misma manera, la conversión milagrosa de Rusia después de su Consagración por el Papa y los Obispos, y la  PAZ que se concederá al  mundo, será una señal del poder de la gracia de Dios actuando a través de los ministros de su Iglesia,  y la intercesión del Corazón Inmaculado de María)

5) ¿Cómo se supone que debe ser realizada esa Consagración exactamente?
Fiel a Su palabra, Nuestra Señora se apareció a  Sor Lucía en Tuy, España, el 13 de Junio de 1929 para decirle: " Ha llegado el momento en que Dios pide que el Santo Padre haga, en unión con todos los Obispos del mundo, la  Consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado...",  prometiendo  salvarla  por este medio.

(Esta expresión "por este medio" es conclusiva, significa que la Consagración no es meramente un símbolo de la conversión inminente de Rusia, sino  que es el mismo medio por el cual será lograda la conversión)

Sin el acto de Consagración no habrá una conversión de  Rusia, y sin la conversión, los errores de Rusia continuarán  infestando el mundo, produciendo persecuciones a la Iglesia, el Martirio  de los buenos, el padecimiento del Santo Padre...,  la aniquilación varias naciones anunciada en Fátima.     Sor Lucía ha explicado muchas veces que el acto de Consagración requiere que el Papa "escoja una fecha en la cual mande a los obispos del mundo entero hacer, cada uno en su propia Catedral y al mismo tiempo con el Papa, una ceremonia solemne y pública de Reparación y Consagración de Rusia."

6) Pero..., ¿No es Fátima simplemente una aparición privada que ningún Católico tiene que creer?
Rotundamente no. Las apariciones de Fátima fueron confirmadas por un milagro público, testificado por 70.000 personas: el Milagro del Sol.  Juan Pablo II declaró en Fátima, en 1982, que el Mensaje de Fátima "impone una obligación sobre la Iglesia." Y Su Santidad atribuyó públicamente a Nuestra Señora de Fátima,  el que se salvara de la muerte, en el atentado sufrido el 13 de mayo de 1981. (Aniversario) Ciertamente: S.S. Juan Pablo II ha intentado dos veces hacer la Consagración (13-5-1982 y  25-3-1984), aunque Rusia no fue mencionadaen ninguna de los dos ocasiones, y los obispos del mundo no participaron.

(Estos intentos demuestran que el Papa mismo reconoce la obligación de consagrar a Rusia, aunque él todavía no haya  podido  lograr la Consagración en la manera especificada por Nuestra Señora: Una ceremonia solemne y pública, mencionando a Rusia específicamente, y en unión con todos los obispos del  mundo.  Pero Nuestra Señora nos prometió que este evento finalmente se realizará.)

7) ¿Consiguió el Papa hacer la Consagración de Rusia en 1984?
¡No! Sor LUCIA misma declaró en una entrevista, en Septiembre de 1985: "El intento de Consagración del 25 de marzo de 1984 no satisfizo los pedidos de Nuestra Señora,  porque "no hubo la participación de todos los obispos,  ni hubo mención de Rusia." Cuando el Santo Padre consagró el mundo en general, en ese día, sin mencionar a Rusia, él mismo reconoció en presencia de decenas de miles de testigos: "Las personas de Rusia todavía están esperando confiados nuestra Consagración."

(Al día siguiente estas declaraciones fueron publicadas en el Organo Oficial del Vaticano, L´Osservatore Romano; y en la publicación de los Obispos Italianos, L`Avvenire)

8) ¿No fué suficiente la Consagración del mundo en 1984, para cumplir lo pedido por Nuestra Señora?    R:
¡No! Desde el principio Sor Lucía insistió: "Rusia debe ser mencionada específicamente." P. E.:  En una entrevista en 1978, junto  con su confidente, el Padre Umberto Pasquale, preguntaron a Sor Lucia: "¿Ha hablado alguna vez Nuestra Señora de la consagración del mundo?" Sor Lucía contestó:"¡No, Padre Umberto, nunca!" En Cova de Iria -Fátima-, Nuestra Señora prometió: "Vendré a pedir la consagración de Rusia." En 1929 en Tuy, -España-, como lo había prometido, vino a decir "que había llegado el momento de pedir al Santo Padre la Consagración de aquel país."  Y en una carta del 13 de Abril de 1980, Sor Lucía se  lo confirmó al Padre Umberto Pasquale, escribiendo con su propia mano:

"Nuestra Señora de Fátima, en su pedido, se refirió solamente a la Consagración de Rusia."

(Ambas, la entrevista de 1978 y la carta de 1980, fueron publicadas (reproducidas fotográficamente),  en la edición Italiana de  L´Osservatore Romano del 12 de mayo de 1982)

¿No nos dice nuestro buen sentido común que si Nuestra Señora de Fátima pidió la Consagración de Rusia, entonces Rusia debiera ser por lo menos mencionada en el acto de la Consagración? También podemos preguntar razonablemente: ¿Qué razón hay para no pronunciar una palabra tan sencilla (Rusia) en el acto de consagrarla al Inmaculado Corazón? Ninguna explicación fué dada por esta omisión misteriosa en el intento de Consagración en 1982 y 1984.

9) ¿Pero la caída del Comunismo después de la consagración de 1984, no demuestra que Rusia ha empezado a convertirse y que la ceremonia debió haber sido efectiva, a pesar de NO mencionar a Rusia?
¡No! En 1997 Rusia decretó una legislación que discrimina la Iglesia Católica. Las parroquias Católicas tienen que pedir  un "permiso por un año", el cual puede ser revocado a voluntad, por  cualquier funcionario local. A los sacerdotes y a las monjas solo les dan visas por 3 meses, que no pueden ser renovadas. El Vaticano ha condenado esta nueva ley como un gran retroceso para la Iglesia Católica en Rusia. Hoy día hay unos 300.000 Católicos en Rusia, — menos que en 1917, año en que Nuestra Señora vino a Fátima y prometió la conversión de Rusia. Ésta, está a la vista de todos  que no ha ocurrido todavía: está por suceder. La revolución Rusa, exportada en varias formas y maneras a otras naciones, confirma la profecía de Nuestra Señora: "Rusia esparcirá sus errores por todo el mundo..." Actualmente los musulmanes exceden en número a los Católicos en Rusia, en una proporción de diez por uno. Compárese esto con el milagro de conversión después de las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe en Méjico en el siglo dieciséis: en el espacio de 9 años, cerca de 9 millones de aztecas abandonaron los sacrificios humanos y fueron convertidos y bautizados en la Fe Católica.   En Rusia hoy día, después de más de 15 años de la supuesta Consagración de 1984, escasamente vemos unas pocas personas que se convierten al catolicismo, y en general hay menos católicos rusos de los que había hace 80 años. El Patriarca ortodoxo ruso Alexi II, admitió públicamente el 24-12-1998, que desde la supuesta "caída del Comunismo" en Rusia, la cultura cristiana "no solamente está siendo relegada a la oscuridad y al olvido, sino que también es objeto de burla y ridiculizada como algo extinto e inútil." El Patriarca Alexi II denunció el "resurgir del neo-paganismo... de sectas totalitarias, practicantes de la magia negra, astrólogos, y ocultistas." ¡En la Rusia post-comunista!  Boris Yeltsin ha sido forzado a ceder el poder al  parlamento, dominado por los comunistas, y su nuevo primer ministro, antiguo jefe del KGB, ha puesto a comunistas al control de la economía Rusa, produciendo lo que el periódico liberal New York Times ha llamado, "un cambio a la izquierda" y el retorno a "un gobierno de estilo soviético." Notable es que: desde la consagración de 1984, más de 600 millones de niños han sido asesinados en el vientre de sus madres en todo el mundo (incluyendo Rusia), donde empezó la legalización del aborto. La guerra contra los que están por nacer  es la guerra más grande en la historia de la humanidad.    Vistos los argumentos anteriores, y vista la situación en la que se encuentra nuestro mundo hoy en día, debe estar claro para cualquier persona con sentido común, que LA PAZ prometida por Nuestra Señora, después de que se consagrase a Rusia, no ha llegado.   Si Rusia hubiera sido correctamente consagrada a su Corazón Inmaculado, es obvio que se verían los frutos, como fué prometido. La conversión de Rusia, prometida por Nuestra Señora después de su Consagración, no ha ocurrido. Esto solamente puede significar que la Consagración no ha sido realizada correctamente (como Ella pidió), porque las promesas de Nuestra Señora no pueden ser falsas.

10) ¿Entonces es ya demasiado tarde para la Consagración de Rusia, dado  que sus errores ya han sido difundidos por todo el mundo?
¡No! Nuestro Señor confió a Sor Lucía en Rianjo, en agosto de 1931: "¡No quieren hacer caso a Mi pedido! ... Como el Rey de Francia,  se arrepentirán y lo harán, pero ya será tarde. Rusia ya habrá difundido sus errores por el mundo." La Consagración finalmente (un día), se hará. Y como Nuestra Señora prometió en Fátima: "Al final  mi Corazón Inmaculado triunfará. El Santo Padre Me consagrará Rusia que se convertirá y será concedido al mundo algún tiempo de paz." Nuestro Señor confió a Sor Lucía, referente a la Consagración de Rusia: "Nunca será tarde para recurrir a Jesús y a María."

11) ¿Porqué es tan urgente la Consagración de Rusia?
Nuestra Señora advirtió en Fátima: "Si no atendieran a mis deseos, Rusia esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones contra la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas." Todavía no hemos visto la aniquilación de las naciones que Nuestra Madre predijo en Fátima. ¿Tenemos que esperar hasta que esto suceda..., que varias naciones sean aniquiladas, para que por fin hagamos exactamente lo que nos pidió Nuestra Señora en Fátima?. En vista del decaimiento acelerado y progresivo de la moralidad y la desintegración del orden social en el mundo, la mera prudencia debe decirnos que no podemos retardar ni un momento más la Consagración de Rusia y solamente Rusia, al Corazón Inmaculado de María.

12) ¿Pero si el Papa cree que ya se ha hecho la Consagración, qué derechotiene alguien de preguntarle?
El Papa NUNCA ha declarado públicamente, a todos los miembros de la Iglesia, que se ha realizado la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María. Muy al contrario: Las palabras de Su Santidad, como fueron citadas en el Osservatore Romano, demuenstran que él siente que la Consagración aún está por hacerse.  En vista de esto, los fieles tienen el derecho de pedir a Su Santidad la Consagración definitiva de Rusia al Inmaculado Corazón de Maria.    Los fieles tienen el derecho dado por Dios, para suplicar  al Sumo Pontífice en asuntos que afectan al bien de la Iglesia. Esto fué definido como doctrina católica por dos concilios: El Vaticano I (1870) y el segundo Concilio de León (1274). Y es garantizado por la Ley Canónica. (Canon 212). El bienestar de la Iglesia y la seguridad del mundo entero piden una certeza absoluta de que los pedidos de Nuestra Señora de Fátima sean obedecidos. El problema será resuelto solamente cuando la Consagración definitiva de Rusia sea realizada, o cuando el Papa declare de una manera oficial y obligatoria a la Iglesia entera, de que ya ha sido realizada la Consagración suficiente, en razón de lo que pidió Nuestra Señora, La Madre de la Iglesia, en Fátima. Ni lo uno ni lo otro ha sucedido. Por lo tanto el asunto queda abierto a libre discusión, a las súplicas de los Fieles, que tienen el derecho y el deber de afrontar un asunto de tanta importancia para la Iglesia y el mundo actual.

Ave María gratia plena... ruega por nosotros los que acudimos a Tí.


Auspiciantes
Estudio Jurídico Barraza
Auspiciantes
Auspiciantes
Meditación Crística Solar Descargar audio Pedido de Luz
Copyright © 2007 - 2011 DanteFranch.com.ar